Estrategias de venta que siempre se olvidan

0
45

Ventas. Ese es el objetivo de cualquier compañía. Elaborar ciertas estrategias de marketing, de comunicación y de prospección comercial es clave para conseguir hacer llegar a los clientes.

Solo abriéndose al mercado y adaptando la oferta a sus peticiones se puede, realmente, llegar a crecer. Pero pronto, una vez conseguido, se olvida y ese es un error que no debería ocurrir.

Abrir una oportunidad de mercado mediante un estudio previo es clave para saber cómo enfocar cualquier estrategia de ventas, empresarial, y que tenga éxito.

Según se puede ver en la información que maneja la consultoría desarrollo de negocio, en muchos casos se trata de buscar la oportunidad de optimizar el cliente al máximo siendo respuesta no solo al producto por el que se acerco sino también conociendo sus necesidades para poder ofrecer otros productos o servicio que pudieran cumplir con sus expectativas.

«Si de verdad se trabaja en la atención al cliente y en un servicio de post venta que tenga una calidad innegable, se consigue fidelizar a un cliente y, con ello, convertirlo en un potencial usuario de otros productos y servicios propios pero, sobre todo, en un altavoz para su entorno» explican desde DRV Sistemas, quienes ya han demostrado que fidelizar clientes para vender más gracias a la postventa es una estrategia de éxito que solo trae buenos resultados.

Una experiencia positiva convierte al cliente en aliado de la marca, lo que es clave para que vuelva, recomiende y busque dentro de la misma lo que necesita de otros campos. Sin embargo, cuando un cliente deja de identificarse con una marca y sus productos, en realidad no solo se han perdido sus transacciones sino, inconscientemente, las de parte de su entorno que será recomendado de otros.

Por ello, otra estrategia que permite dar un cambio en este sentido es la búsqueda por recuperar clientes perdidos para mejorar ventas futuras. Volviendo vía marketing por mail, sms o incluso personalizando algún tipo de promoción se puede rescatar un porcentaje alto de la base de datos y, con ello, dar un nuevo empujón a que vuelva a sentirse cómodo en el catálogo propio.

En realidad, según explican, basta con seguir la técnica que siempre ha funcionado en el marketing: captación, fidelización y una buena post venta que sirva como gancho para que el cliente no se vaya.