La costa, el reclamo internacional de alquileres de larga duración

0
100

Los alquileres de larga duración en la costa española siguen siendo uno de los principales reclamos para el público europeo, sobre todo, si se habla de personas con disponibilidad de trabajo en remoto o que ya se han retirado.

Durante muchos años, las zonas costeras de nuestra geografía se han llenado de público europeo que viene en busca de la luz, del sol y del disfrute para los sentidos de la gastronomía y cultura de la zona.

Sin embargo, desde que en 2020 se pusiera patas arriba la movilidad geográfica, han sido muchos los que han aprovechado para decidirse a un alquiler de larga duración que les permita vivir en un ambiente más cálido, con más luz natural, cerca de la playa para dar largos paseos y que, también les permita sortear las temperaturas bajas de sus países de origen.

Así, Benidorm y la Costa Blanca han visto cómo sus viviendas en régimen de alquiler han incrementado su interés para un público llegado, prioritariamente, del norte de Europa y, por qué no decirlo, también del Reino Unido, que han visto cómo el Brexit ponía en un brete algunos de los suministros más habituales.

España ha atraído siempre la mirada de los extranjeros por toda la cultura mediterránea. Su calidad de vida, sobre todo en la costa fuera de la temporada alta, hace que sean muchos los que, pudiendo trabajar en remoto, hayan optado por buscar un sitio idílico para disfrutar del tiempo libre. Algo similar pasa con los jubilados de los países más septentrionales de Europa que ven cómo las horas de luz, durante el periodo invernal, menguan sobremanera frente a la claridad de nuestro país en comparación” explican desde Weperty.

¿Qué tipo de viviendas buscan quienes quieren alquilar en la costa?

Prioritariamente buscan lo que los expertos del sector llaman villas. Unifamiliares, por norma general independientes, que les permitan vivir con holgura y con un jardín en el que disfrutar al aire libre, sobre todo, los días de sol. Suelen, además, recibir visitas habitualmente de familiares y amigos, por lo que la amplitud lo es todo para ser buenos anfitriones.

Actualmente, en nuestro país hay más de 5 millones de residentes extranjeros, una cifra que habla mucho de la demanda de vivienda para este tipo de colectivo.

En concreto, quienes buscan zonas como Benidorm, Guardamar del Segura o las localidades de la Costa Blanca, valoran mucho el disponer de zonas de estar amplias e incluso piscina para la época estival o los días de primavera y otoño que permiten este tipo de baños.