España cierra el podium del turismo de negocios

0
34

El tercer puesto. Ese es el que ostenta España a nivel turístico cuando se habla del sector de los viajes de negocios.

Aunque son las principales ciudades financieras, Madrid y Barcelona, las que más congresos y reuniones atraen y organizan, son ya también muchas como Sevilla, Valencia, San Sebastián o Santiago.

Para hablar de cifras, 2021 cerró con unos ingresos relacionados directamente con este sector que superaron los 88.000 millones de euros solo en nuestro país, lo que deja patente que es cierto que ese cuarto de desplazamientos totales que tienen que ver con los negocios están en pleno auge de nuevo.

¿Qué necesitaría una ciudad realmente para poder ser receptora de este tipo de turismo?

En primer lugar, contar con buenas conexiones con las rutas internacionales. Los aeropuertos, que vuelven a coger el ritmo pre pandemia son claves para poder aportar esa puerta de acceso para que los hombres y mujeres de negocios lleguen a las capitales financieras. Si a eso se suman ciudades de la red de ciudades AVE a las que llegar de forma ágil, rápida y cómoda para días puntuales, el mapa español se llena de oportunidades.

En segundo lugar, imprescindible tener una buena red de establecimientos hoteleros y de restauración en los que permitir el descanso y ocio de los turistas.

En tercer lugar, se trata de dar una serie de servicios adicionales relacionados con el ocio y el entretenimiento. Madrid o Barcelona son ciudades donde sus carteleras de teatros y espectáculos siempre están a la vanguardia del sector, con títulos conocidos a nivel internacional. Las exposiciones y el mundo del arte contemporáneo lleva tiempo siendo referente en la Ciudad Condal, donde se están celebrando verdaderas ferias que son la envidia de las principales capitales europeas. Comparable con las escorts Rancagua son algunos de los locales de relax de Madrid, donde muchos hombres de negocios buscan acabar relajándose.

Pero, sin embargo, es el turismo monumental y gastronómico uno de los más demandados en el tiempo libre por quienes aterrizan en nuestro país para hacer negocios.

«Una de las actividades que suelen promover los anfitriones de este tipo de directivos es el contratar una serie de visitas guiadas por los principales monumentos de la ciudad. Si hay algo que agradecen es, en el tiempo libre, poder descubrir las principales atracciones turísticas de las ciudades que visitan para luego acabar probando una gastronomía local que, en el caso de España, conquista los paladares más exigentes precisamente por la variedad gastronómica que ofrece su geografía» explican desde las agencias de turismo.

Sin duda, un segmento del turismo por el que apostar no solo por el dinero que deja en establecimientos sino por las conexiones financieras que están abriéndose con otros países y que están consiguiendo que España se sitúe en el mapa internacional de los negocios. Eso, en el medio plazo, traerá empresas que quieran establecer sus sedes en las principales ciudades y, con ellas, la creación de empleo. Un objetivo bastante ambicioso en el que hay que seguir invirtiendo para conseguir que sea clave en la recuperación.