Las exportaciones farmacéuticas facturaron 17.076 millones de euros el año pasado

0
20

MADRID, 09 (SERVIMEDIA)

Las exportaciones farmacéuticas facturaron 17.076 millones de euros el año pasado, un récord histórico que convierte al medicamento en el cuarto producto más exportado y que representa el 5,4% de todas las exportaciones que realiza España.

De hecho, las exportaciones farmacéuticas suponen el 20,4% del total de estas operaciones, lo que convierte a esta industria, junto con la aeroespacial, en el sector más importante en este ámbito.

Estos datos se desvelaron en el XXI Encuentro de la Industria Farmacéutica Española, que se celebra en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo de Santander para analizar la producción de medicamentos en España y los desafíos y oportunidades de la investigación biomédica.

«La industria farmacéutica es uno de los sectores de mayor oportunidad para España, tanto en el terreno de la investigación como en el de la producción. Y, como ya hemos trasladado al Gobierno, estamos en condiciones de impulsar la producción industrial en nuestro país», destacó Javier Urzay, subdirector general de Farmaindustria.

«El futuro Plan Estratégico de la Industria Farmacéutica, previsto por el Gobierno, debería ser el instrumento para articular el impulso a la fabricación de medicamentos en nuestro territorio. No sólo por el impacto favorable en el crecimiento y consolidación de compañías farmacéuticas estratégicas para España que fabrican medicamentos -necesarios siempre, y más en situaciones complejas, como ha sido palpable durante la pandemia-, sino también por las nuevas contrataciones, desarrollo e inversión que realiza cada una de las empresas asentadas en nuestro país, que podría verse multiplicado en un entorno favorable», aseveró.

Urzay hizo especial hincapié precisamente en la seguridad de la población desde el punto de vista sanitario. La experiencia de la pandemia ha puesto de manifiesto la excesiva dependencia que tiene Europa de países asiáticos en la producción de principios activos y medicamentos esenciales. Se trata especialmente de medicamentos veteranos, ya sin protección industrial y sometidos en Europa a bajadas constantes de precio, lo que ha ido desplazando su producción a países como China e India, pero que siguen siendo muy valiosos para combatir muchas enfermedades. Las dificultades generadas durante la crisis sanitaria han planteado en Europa la necesidad de recuperar parte de esa producción como garantía ante situaciones de emergencia.

«Sería una gran pérdida de oportunidad no hacer una apuesta firme por reforzar el tejido industrial farmacéutico en España», subrayó Urzay, que recordó que desde el sector se han presentado propuestas en este sentido a la Administración en los últimos años.

Precisamente, Farmaindustria tiene previsto presentar en los próximos días el ‘Estudio de la implantación industrial del sector farmacéutico en España’, un análisis en profundidad de las plantas de producción de medicamentos españolas, desde el número de empleados, tipo de producto o tamaño y digitalización de la planta hasta el volumen de negocio generado, nivel de inversión o impacto ambiental, anunció Urzay.