Los mejores muebles para hoteles

0
45
Hispamer - Muebles Hoteles

Distinción, relax, simplicidad, limpieza y comodidad. Estos son solo algunos de los adjetivos que a todo el que tiene que pasar tiempo en hoteles, le gustaría poder decir de los establecimientos.

Pero, ¿qué es lo que distingue un hotel de otro? El servicio está claro que sí, pero también lo hace el mobiliario.

La exclusividad y la selección de cada una de las piezas que decora el hotel es clave para darle cordura al proyecto y, sobre todo, un estilo único que hable de su propia personalidad.

Los muebles de hotel deben estar no solo bien diseñados y fabricados, sino, sobre todo pensados. Tienen una función y, por norma general, más allá de la decoración, tienen también un toque de funcionalidad que no puede pasar desapercibida.

Además, deben estar pensados en materiales duraderos, fáciles de limpiar y que no compliquen la vida a nivel cromático.

De mobiliario para hoteles sabe mucho la marca Beltá & Frajumar, fabricantes de muebles y tapizados especializados en los diseños para establecimientos hoteleros.

Hispamer - Mobiliario Lobby Hotel Hispamer Noticias

De sus fábricas salen piezas únicas que den distinción a los espacios comunes, habitaciones, salones y, cómo no, incluso zonas de paso. Desde que comenzaran su andadura en 1967 han visto cómo ha ido cambiando la demanda no solo de las marcas hoteleras sino de los propios huéspedes.

Donde antes primaba el espacio para maletas, ahora prima el tiempo que pueden necesitar estar sentados y en una mesa con dispositivos tecnológicos. Donde antes se sentaba exclusivamente el cliente para calzarse, hoy se relaja con la lectura mientras hace tiempo para su próxima reunión.

«En los últimos años ha cambiado mucho la forma de entender los espacios en las habitaciones. Antes se iba exclusivamente a dormir, ahora deben tener espacios para trabajar, relajarse y hacer tiempo. Son cápsulas de apartamentos en los que sentirse como en casa mientras dure la estancia» explican.

La importancia del diseño a medida es clave para que todo cuadre en un diseño que va de menos a más según se entra por la recepción. «El hotel es un todo. No son partes independientes. Si la entrada llama la atención por su elegancia, así debe seguir en cada zona y espacio. Se trata de hablar del cliente y eso se hace ofreciéndole la mejor calidad y diseño» concluyen.