Los nuevos contratos por obra o servicio desaparecen marcando en el primer trimestre mínimos desde 2013

– Desde el 31 de marzo ya no existe esta modalidad con la nueva reforma laboral

MADRID, 17 (SERVIMEDIA)

Los nuevos contratos temporales por obra o servicio firmados en España en el primer trimestre de 2022 totalizaron casi 1,25 millones, lo que supone la cifra más baja en este periodo desde 2013, cuando se contabilizaron 1,17 millones, cerrando así los últimos meses en los que se podían firmar con la nueva reforma laboral, que prohíbe las nuevas contrataciones desde el 31 de marzo.

En concreto, el real decreto-ley de medidas urgentes para la reforma laboral, la garantía de la estabilidad en el empleo y la transformación del mercado de trabajo establece el contrato indefinido como estándar y reduce la contratación temporal a causas relacionadas con la producción y a la sustitución de otro empleado.

En virtud de la reforma laboral, los contratos por obra o servicio y los eventuales firmados antes de la fecha de la entrada en vigor de la reforma laboral se aplicarán hasta su duración máxima, mientras que los celebrados entre el 31 de diciembre y el 30 de marzo no podrán tener una duración superior a seis meses. A partir del 31 de marzo no se podrán firmar nuevos contratos por obra o servicio.

Así, en el último trimestre de vigencia de esta modalidad se firmaron 1.248.199 contratos de este tipo, el mínimo desde 2013, según los datos oficiales del Ministerio de Trabajo y Economía Social consultados por Servimedia.

Cabe destacar que 2013 fue el peor año para el mercado de trabajo español, puesto que en febrero se registró el nivel más bajo de afiliación -16.150.747 afiliados medios- y la cifra más alta de parados registrados -5.040.222-. En ese mismo año en febrero también se registró el menor número de contratos mensuales, 949.844, y el de contratos de carácter temporal, 858.260.

Por meses, se suscribieron 481.797 contratos por obra o servicio en enero de este año, 388.313 en febrero y 378.089 en marzo, por lo que la cifra ha ido decreciendo ininterrumpidamente, aunque de forma más acusada entre enero y febrero.

En comparación con el mismo período del año anterior, la cifra global ha descendido un 16,8%, puesto que en el primer trimestre de 2021 se suscribieron 1.500.494 contratos por obra o servicio (508.797 en enero, 482.624 en febrero y 509.073 en marzo).

En cuanto a las conversiones en indefinidos de esta modalidad de contratación temporal, los tres primeros meses del año arrojan la cifra de 130.417, la cifra más elevada, al menos, de la última década, en línea con el incremento de la contratación indefinida que se está registrando desde la entrada en vigor de la reforma laboral.

Por meses, en enero se convirtieron 20.481 contratos por obra o servicio a indefinido, en febrero fueron 33.127 y en marzo 76.809. Frente al mismo trimestre de 2021, se contabilizaron en total 93.783 conversiones de este tipo, de las cifras más elevadas.

EVENTUALES

En cuanto a los contratos eventuales por circunstancias de la producción, se firmaron 1.878.620 en el primer trimestre de este año, una cifra más elevada que la de 2021. En todo caso, es de las más bajas de los últimos años.

De hecho, hay que remontarse a 2016 para encontrar otra más baja que la de 2021 y 2022, cuando en el primer trimestre de ese ejercicio fueron 1.808.728 las nuevas firmas de contratos eventuales.

Respecto a los eventuales convertidos en indefinidos, en el primer trimestre de este año totalizaron 217.362, experimentando este dato también un crecimiento tras la entrada en vigor de la reforma laboral y siendo el más elevado, al menos, de la última década.