Los registradores mercantiles ven «imparable» la armonización internacional de los sistemas registrales

0
64

MADRID, 15 (SERVIMEDIA)

La decana del Colegio de Registradores de España, María Emilia Adán, manifestó este miércoles que es «imparable» la armonización internacional de sistemas registrales, clave en la lucha contra el banqueo de capitales.

Adán intervino durante la apertura del encuentro internacional organizado por la Asociación Europea de Registros Mercantiles (‘European Business Registry Association’, EBRA), de la que informó el Colegio de Registradores en un comunicado.

En el marco del encuentro, Adán expuso que «las distintas directivas y reglamentos de la UE, que tienen como objeto a las empresas, confían en la institución registral, la potencian y la sitúan en el centro de la contratación y de la publicidad, cualquiera que sea el nombre con el que se la conozca».

«Asistimos a una situación internacional muy compleja e imposible de prever», destacó Adán, para considerar que «ciudadanos e instituciones estamos llamados a desempeñar un papel en la línea de lo que marquen las instituciones europeas, y también podremos hablar del papel de los registros mercantiles en este ámbito».

En un contexto marcado por la guerra en Ucrania o por la incidencia de la pandemia, algo que impulsa al crimen organizado, Adán argumentó que los registros mercantiles, presentes en todos los países de la UE, «son potentes instrumentos para luchar contra el blanqueo de capitales, ya que la mayoría conocen quiénes son la totalidad de los socios existentes tras la persona jurídica». «Ya sea porque se hacen constar la transmisión de las participaciones de capital, ya sea porque se custodia en el Registro el libro de socios», matizó.

En este sentido, insistió en la necesaria colaboración entre registros mercantiles, interconectados hoy a través del sistema BRIS –’Business Registers Interconnection System’, en cuyo impulso intervino activamente el Colegio de Registradores de España– o del sistema de interconexión de los registros de titularidad real, Boris.

Entre los desafíos que se presentan, Adán destacó no solo la lucha contra el blanqueo de capitales, también a los riesgos a los que hace frente la ciberseguridad o al uso fraudulento de la publicidad que suministran los registradores.

La decana puso en valor el carácter de autoridad pública de los registradores, «lo que otorga potentes efectos a nuestras resoluciones acordando o denegando la inscripción», y que la institución ejerce un control de legalidad eficaz que da seguridad al mercado europeo.