Los rusos dejaron en España 1.400 millones de euros en 2019, el 2% del total del gasto turístico

0
43

MADRID, 27 (SERVIMEDIA)

Los viajes de ciudadanos rusos supusieron unos ingresos de 1.400 millones de euros para los destinos turísticos españoles en 2019, que representaron el 1,97% de los ingresos turísticos totales.

Según los datos de la Balanza de Pagos del Banco de España, las restricciones provocadas por la pandemia supusieron un desplome de estas cifras. En 2020, los ingresos se redujeron a 113 millones de euros, con una ligera recuperación en 2021.

Las previsiones para 2022, antes de la guerra, eran aún muy restrictivas. Los asientos programados desde el 27 de febrero al 31 de diciembre de 2022 desde Rusia a España se limitaban a algo menos de 168.000 plazas, un 85% menos de lo programado en 2019.

Pese a ello, Turespaña ha lanzado una campaña para tratar de captar turistas de otros países que sustituyan a los rusos en las zonas que tenían más presencia de estos visitantes del país presidido por Vladímir Putin.

El caso más significativo es el de la provincia de Tarragona, donde los visitantes rusos supusieron cerca del 18% de las pernoctaciones hoteleras en 2019, seguida de Gerona y Barcelona con un 7%. Además, en la Comunidad Valenciana las pernoctaciones en hoteles de ciudadanos rusos en 2019 supusieron un 1,72%.

Sin embargo, según refleja la Estadística Experimental de Gasto con Tarjetas de Crédito del INE, el gasto de estos turistas por este medio ascendió a más de 285 millones de euros, un 4,65% del gasto con tarjeta de turistas internacionales en toda la comunidad valenciana.

Un porcentaje superior al 4,11% que el gasto con tarjeta de ciudadanos rusos alcanzó en Cataluña, por la relevancia de las segundas residencias en muchos destinos en España.

En Baleares, tercer destino de los visitantes rusos, las pernoctaciones hoteleras estuvieron por debajo del 1,5% y el gasto con tarjeta de crédito por debajo del 2%.

En otros destinos, como Andalucía o Canarias, también populares entre los turistas rusos, las pernoctaciones hoteleras estaban por debajo del 1% y el gasto con tarjeta por debajo del 3%.