Nuevas tendencias promocionales – Merchandising sostenible

0
20

2022 está abriendo un nuevo capítulo en la relación de las empresas con su público. La llegada de la cultura sostenible es clave para entenderlo.

Son muchos quienes prefieren apostar por compañías que hayan dado un paso a favor del medioambiente bien a través de políticas internas para optimizar sus procesos, bien a través de cambios por materiales más sostenibles en sus productos o bien porque hayan puesto el foco en las emisiones.

Y esto, que está sirviendo de hoja de ruta al mundo empresarial, también debería extrapolarse a la parte promocional, uno de los pilares de las empresas en su trato directo con el público.

Este 2022, de hecho, es el momento de volver a ferias tal como ya han confirmado desde capitales como Madrid, que celebrará en este mes de enero FITUR, o Barcelona con la cita programada del World Mobile Congress.

¿Cómo afectan estas nuevas tendencias a la comunicación y promociones?

Básicamente seleccionando objetos que, en ferias, congresos o incluso reuniones se puedan dar al público o implicados y que lleven patente esa misma apuesta por la sostenibilidad.

En este sentido, más allá de propuestas como las tote bags, más que manidas ya, o incluso las botellas de acero inoxidable como alternativa al plástico, se pueden conseguir regalos promocionales más originales como calcetines sostenibles que, aparte de ser útiles, sorprenderán.

¿Cuáles serían los principales motivos para apostar por este tipo de regalo promocional?

  1. La Sorpresa: son pocos los que apuestan por complementos tan originales a la hora de hacer un regalo y, sin embargo, tienen una gran acogida. El hecho de apostar por productos como estos, elaborados con algodón orgánico, habla directamente de la implicación de la compañía en la sostenibilidad y el bienestar.
  2. Es útil: al igual que cuando empezaron a popularizarse los mecheros y bolígrafos, el calcetín es una prenda que todo el mundo utiliza en un momento dado. Además, permite jugar con la impresión, diseños más o menos arriesgados y pensados para el deporte o el día a día de sport.
  3. Se usarán y aparecerá la marca en la mente del consumidor: algo así de útil, tal como puede ocurrir, por poner otro ejemplo, con las mantas del tipo de las que se ofrecían en las aerolíneas, acaba siendo usado. Y, cuando se usa, recuerda a la marca. Es uno de los mejores branding effects que pueden conseguirse.
  4. Se comenta: algo que sorprende, acaba comentándose. Y eso, de toda la vida, es publicidad.