Productos de papelería imprescindibles para un autónomo

0
32

Ser autónomo tiene una serie de condicionantes que exigen estar al día en las fechas de presentación de documentación frente a la administración.

Pero también tiene otra serie de necesidades que, en el día a día, son necesarias suplir y tienen que ver mucho con el tipo de trabajo a realizar.

¿Cuál sería el top 5 de papelería que necesitaría un autónomo?

En primer lugar, es necesario que se haga con folios a4, ya que son el papel más utilizado, para preparar no solo los presupuestos y facturas sino para poder imprimir la documentación que sea necesaria para el desempeño de su labor profesional. El papel, por mucho que casi todo hoy en día tienda a la digitalizarse, hay una serie de registros que siguen haciéndose a la antigua usanza.

Las cajas archivadoras son también imprescindibles para mantener los documentos colocados y poder encontrarlos de una forma rápida y eficaz en caso de necesitarlo.

Ocurre lo mismo con los archivadores, donde se pueden incluir los folders como separadores para proteger los documentos o las clásicas carpetas y, a la vez, dejarlos organizados de una forma limpia.

El sello es otro de los productos que no puede dejar de tener un autónomo porque necesitará sellar las facturas y documentación que presente a la administración. Es uno de los productos que se diseñan primero precisamente por ello.

Finalmente, no podemos cerrar el ránking sin hablar de bolígrafos, portaminas, lápices, subrayadores y demás enseres para escribir y tomar notas.

No obstante, este listado podría ir creciendo con cosas que, aunque parecen tonterías, acaban siendo muy útiles en cualquier oficina o domicilio que se precie: hablamos de los productos menores.

¿A qué llaman productos menores? Clips, tijeras, gomas de borrar, gomas elásticas, grapadoras o incluso calculadoras.

Estos productos acaban siendo de uso diario aunque no suelen estar nunca en los primeros puestos cuando se piensa en imprescindibles. ¿Qué decir de las pilas? Otro producto que, dada la tecnología, cada vez es más necesario tener de sobra, al igual que post it, recurso fácil y ágil para dejar notas en ciertos documentos sin necesidad de emborronarlos.

«Hay toda una lectura dependiendo de qué tipo de bolígrafo o pluma se usa en las reuniones. Aunque parezca algo pasado de moda, lo cierto es que la estilográfica sigue marcando un estatus en las firmas. De ahí que muchos autónomos, por ejemplo, opten por este tipo de objeto a la hora de acudir a reuniones» cuentan algunos expertos en imagen.

En caso de usar este tipo de artilugio, es necesario sumar las tintas y borradores para poder usarla a demanda.

Ya dependiendo del tipo de negocio, una plastificadora o incluso un detector de billetes falso puede ser necesario para el desempeño diario.

«En realidad, la papelería aparte de complemento es un mundo que depende mucho de las preferencias de cada persona. Hay gente que busca cualquier detalle para su despacho y otros que con lo básico para escribir tienen suficiente. El límite está en la imaginación» comentan desde el sector.