Qué es y cómo acceder al fondo Next Generation EU

0
119

Solo entre transferencias directas y préstamos, España va a poder recibir del Fondo Europeo cerca de 140.000 millones de euros.

Una inyección que va a venir genial a las empresas ya que el fondo Next Generation irá destinado a proyectos empresariales que apuesten por la transformación digital – hay que pensar que en españa cerca del 45% de la población entre 18 y 75 años no tienen competencias digitales – la reindustrialización y las energías limpias.

Pero para conseguir entrar dentro es necesario saber cómo pedir las ayudas. En sitios como The Flash Co ayudan a despejar todas las dudas para entrar a ser de las receptoras de un porcentaje de las transferencias a fondo perdido o en préstamos que aceleren el desarrollo, la innovación y el emprendimiento como nunca hasta ahora se había hecho.

¿En qué sectores quieren que se destinen las ayudas?

En los que tengan un planteamiento de mejora de futuro. Es decir, en aquellos proyectos viables que sirvan de base para crear un nuevo ecosistema distinto al que ahora mismo existe y que se ha visto con bases de barro.

Se trata de buscar proyectos que apuesten por la innovación como bandera y que sean capaces de aportar soluciones en el campo de la tecnología y de las energías renovables para el propio tejido.

«Los proyectos que se aprueben y que reciban cierta ayuda van a tener que desarrollarse entre 2021 y 2026 por lo que se espera un cambio en la forma de entender las empresas y sus proyectos que se va a ver en un periodo muy corto. Conseguir entrar dentro de la batería de ayudas va a apoyar a nuestro país a crear un nuevo tejido sostenible, viable y duradero que acabará generando empleo en todos los sectores, desde el sector primario hasta el sector servicios» explican desde The Flash Co.

Será, como siempre, vía licitaciones públicas y subvenciones como miles de startups y empresas podrán acceder a parte de las ayudas que llegarán y que deberán ser, también, aprobadas por Europa vía Bruselas, por lo que no se descartaría incluso una defensa del proyecto frente a los representantes de los estados miembros en caso de necesitarse. De ahí que es necesario, o mejor dicho, aconsejable, ir de la mano de profesionales que sepan tramitar cada uno de los estadios por los que pasarán los proyectos para ayudar.