Valencia albergará el primer foro mundial de las Inspecciones de Trabajo el 17 y 18 de noviembre

0
18

MADRID, 10 (SERVIMEDIA)

La vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, anunció este jueves que la Inspección de Trabajo y Seguridad Social (ITSS) y la Organización Internacional de Trabajo (OIT) celebrarán el próximo 17 y 18 de noviembre, en Valencia, el primer encuentro internacional de las inspecciones de trabajo, al que está previsto que acudan expertos e inspectores de todo el mundo.

Díaz realizó este anuncio en el marco del acto de entrega de diplomas a los funcionarios que se incorporan al cuerpo de inspectores y subinspectores del Organismo Estatal de la ITSS, que amplía así su plantilla.

En concreto, un total de 153 personas recogieron en el Paraninfo de la Universidad Complutense de Madrid los diplomas que los acreditan como inspectores de trabajo, subinspectores laborales de la escala de empleo y seguridad social y de la escala de seguridad y salud en el trabajo.

La ministra elogió la labor de los hombres y mujeres dedicados a este oficio. Sin su actividad, explicó, «las normas que establecen derechos de las personas trabajadoras se verían impunemente incumplidas en muchos centros de trabajo, sobre todo en aquellos donde la representación sindical no llega en su defensa de las personas trabajadoras».

Además, destacó el «compromiso» del Gobierno con esta institución que se ha plasmado en un «fuerte incremento» del presupuesto asignado, así como en las plazas aprobadas para personal inspector en los tres últimos años, que permitirá aumentar la plantilla en 600 efectivos.

«Queremos una Inspección fuerte, capaz de afrontar con la misma solvencia que hasta ahora, la complejidad que continúa adquiriendo el mundo del trabajo y el impacto en este de las nuevas tecnologías», proclamó Díaz.

PANDEMIA

Por otro lado, el Ministerio señaló que la especial trascendencia del cometido de los inspectores y subinspectores en la vigilancia de los derechos de las personas trabajadoras se puso de manifiesto durante la pandemia, cuando se continuó con la actividad y, además, «se hizo un esfuerzo para seguir adelante con el respeto a las medidas sanitarias de prevención en los centros de trabajo, así como en la tramitación de los ERTE, un exitoso mecanismo que ha permitido el mantenimiento de más de 550.000 empresas y de 3,5 millones de puestos de trabajo».

Según el departamento dirigido por Yolanda Díaz, en estos tres últimos años, la labor inspectora ha permitido desenmascarar más de 51.500 falsos autónomos, que las arcas de la Seguridad Social ingresaran más de 2.200 millones de euros en expedientes liquidatorios, que 670.000 contratos temporales se transformaran en fijos o que miles de trabajadoras del hogar vieran regularizados sus salarios, entre otros.

«Asimismo, la Inspección ha sabido adaptarse a las nuevas formas de empleo y señalar los desviamientos en el derecho del trabajo, tal como ha demostrado la actuación en ámbito de los repartidores en plataformas de reparto, que ha sido decisiva en el impulso a los cambios legislativos que derivaron en la conocida como ley Rider», añadió Trabajo.