Cómo ahorrar hasta 50.000 euros de media contratando la hipoteca antes de 2023

0
24

La esperada recuperación que los bancos centrales pronosticaban para este año se ha visto ralentizada por acontecimientos como el conflicto bélico en Ucrania o la creciente subida de la inflación. La volatilidad bursátil y, sobre todo, las acciones de las bancas nacionales y supranacionales para paliar los bandazos económicos han precipitado una gran inquietud y  tensión relacionada con la economía. Sin embargo, sigue habiendo sectores que capean el temporal.

El mercado inmobiliario español continúa al alza –el pasado febrero se produjo el mejor dato de compraventa de viviendas en 14 años con un total de 53.623 operaciones, según el INE–, mientras que, a nivel hipotecario, se espera un ligero encarecimiento por la vuelta a la positividad del índice de referencia más usado en el mercado, es decir, el Euribor.

Los movimientos del Banco Central Europeo para la recuperación de la zona euro han propiciado la subida del Euribor desde valores negativos llegando a posicionarse en el 0.236% de media provisional en el mes de mayo. Esto ha generado un aumento del coste de los intereses en las hipotecas contratadas a tipo variable y un aumento de tipos para las nuevas contrataciones.

De cara al futuro, las proyecciones que hacen las entidades bancarias y las fintech auguran un crecimiento progresivo del Euribor y en consecuencia de los tipos de interés. Bankinter estima que en diciembre de 2022 el Euribor alcanzará el 0.40%, mientras que en 2023 rondará el 0.80%. Por su parte, Caixabank pronostica que para el año que viene es posible que llegue incluso al 1%. El contraste lo pone iAhorro, que se muestra más cauto y no cree que siga creciendo a la misma velocidad en los próximos meses, aunque señala también que «todo dependerá de las decisiones que pueda tomar en adelante el BCE».

De 20.000 a 50.000 euros de ahorro contratando hoy la hipoteca, en vez de en 2023

“Una de las dudas más frecuentes en nuestros usuarios es cómo va a afectar la subida de los tipos de interés en sus hipotecas”, afirma Juan Ferrer, CEO de Hipoo, el primer bróker hipotecario 100% online en España. Hipoo

Ante esta situación, los expertos financieros e hipotecarios de Hipoo han realizado una proyección pormenorizada de lo que podría suponer el aumento de los tipos de interés si las previsiones se cumplen y la tendencia sigue al alza en el futuro más inmediato. Para ello han estudiado tres precios tipo del valor hipotecario en función del TIN.

El primer valor que han tenido en cuenta ha sido el coste medio de una hipoteca en España, que alcanza los 141.452 euros, según los datos del INE. Si una hipoteca de estas características se contratase ahora –los bancos están ofreciendo de media alrededor de un 1.5% TIN a 30 años–, los intereses a pagar supondrían un total de 34.300 euros, mientras que en un supuesto escenario de un 2.25% TIN en 2023, los intereses del préstamo ascenderían a los 53.200 euros. Es decir, se produciría un ahorro de 18.900 euros en tan solo un año.

Si se aumenta el valor de la hipoteca contratada hasta 200.000 euros y estableciendo los mismos parámetros anteriores, con un 1.5% TIN a 30 años en 2022 y firmando un 2.25% en 2023, el ahorro en cuanto a intereses alcanzaría los 26.700 euros en total. 

Por último, en el supuesto de la contratación de una hipoteca de 400.000 euros, los datos arrojan un ahorro total en la vida del crédito hipotecario de 53.400 euros en intereses.

“Ante las dudas y la incertidumbre, siempre recomendamos cautela y mirar por la economía familiar a largo plazo, más si cabe si analizamos el mercado y las circunstancias actuales y futuras. No obstante, la coyuntura actual propicia un estudio al detalle de la situación financiera, a través del cual poder conseguir cierto margen de beneficio”, afirma Juan Ferrer, CEO de Hipoo.

El ahorro dependerá de la decisión del consumidor

Con estos datos sobre la mesa, la respuesta a la pregunta ¿supondrá un ahorro cuantitativo comprar una vivienda a día de hoy, en vez de en 2023? La respuesta es sí. Las proyecciones y el alcance de estas parecen dar la razón a los expertos económicos que auguran una subida del Euribor, y en consecuencia del TIN hipotecario y a su vez de los intereses en general, sobre todo por la tendencia global actual de intentar reducir la inflación creciente. 

Por lo tanto, y con los datos sobre la mesa, queda en manos del consumidor acelerar o no la compra de su vivienda, con el conocimiento prácticamente pleno del ahorro que le supondrá a medio-largo plazo.