Los bancos de la AEB ganaron 15.125 millones en 2021 frente a las pérdidas de 2020

0
28

MADRID, 05 (SERVIMEDIA)

Los bancos de la Asociación Española de Banca (AEB) obtuvieron un beneficio atribuido de 15.125 millones de euros en 2021, frente a las pérdidas de 6.921 millones registradas en el ejercicio anterior por las medidas para hacer frente a la covid-19.

Así se desprende de los resultados difundidos este martes por la patronal bancaria en una rueda de prensa, tras la Asamblea General que celebró hoy y en la que se acordó el nombramiento de Alejandra Kindelán como presidenta de la AEB, como sucesora de José María Roldán.

La mejora de los márgenes recurrentes de la cuenta de resultados y las menores necesidades de provisiones y saneamientos, tras el «significativo» esfuerzo realizado el año precedente, explican el retorno a los beneficios en 2021, según la AEB.

El margen bruto, que representa la totalidad de los ingresos obtenidos, aumentó un 4,5% anual, hasta superar los 78.000 millones, por la mejora del margen de intereses y de los mayores ingresos netos por comisiones, dos magnitudes que aportaron un incremento de más de 1.500 millones cada una.

A pesar de un incremento de los gastos de explotación del 2,6% en relación con el ejercicio precedente, la ratio de eficiencia se sitúo en el 48,1% en 2021, lo que supone una mejora frente a la tasa del 48,9% correspondiente al año anterior.

El elevado volumen de provisiones y saneamientos extraordinarios realizados en 2020, junto a la contención de la morosidad del crédito y la favorable evolución de la actividad económica a lo largo de 2021, permitieron reducir «significativamente» el importe de dotaciones y provisiones.

Con un gasto por impuestos similar al de 2020 y unos mejores resultados extraordinarios, el resultado del ejercicio se elevó a 17.632 millones de euros, lo que situó la rentabilidad del capital (ROE) en el 9%, por encima de la registrada en los ejercicios previos a la crisis de la covid.

CRÉDITO Y DEPÓSITOS

El crédito a la clientela suponía al cierre del ejercicio un volumen de 1,59 billones de euros, casi 81.000 millones más que 12 meses antes, lo que implica un crecimiento del 5,3%. La ratio de morosidad del crédito se redujo desde el 3,69% de diciembre de 2020 hasta el 3,64% a cierre de 2021, con una cobertura del 70% de los activos dudosos, frente al 75% del año anterior.

Por su parte, los depósitos de la clientela aumentaron un 7% en 2021 y a 31 de diciembre alcanzaban un saldo de 1,58 billones.

Roldán, que expuso estos resultados, destacó que «sigue habiendo una recuperación muy importante de los depósitos» de los hogares y que, «probablemente», la evolución del ahorro este año por la guerra de Ucrania «no se mantenga» de manera «tan positiva» como hasta ahora.

En cuanto a solvencia, los bancos alcanzaron una ratio CET1 ‘fully loaded’, que relaciona el capital de máxima calidad con los activos ponderados por riesgo, del 12,3%, lo que supone 45 puntos básicos por encima del año anterior.

Roldán resumió que la situación sigue siendo «muy compleja» y siguen pesando los tipos de interés negativos, pero, al mismo tiempo, se aprecia una «recuperación hacia una senda de actividad y de rentabilidad más conforme con lo que era la situación previa a la pandemia».

Defendió que los bancos son «solventes» y no se atrevió a afirmar que no vaya a haber una subida de tipos, aunque matizó que en la situación actual, ante el impacto de la guerra, «lo normal es que tengas una mayor prudencia». Así, consideró que las circunstancias económicas «dilatan en el tiempo esa normalización de tipos, que es deseable».

Respecto a más cierres de oficinas y reducciones de plantilla en la banca, a juicio de Roldán, «gran parte» del ajuste «está realizado».