Rosell advierte de que, si el Estado asume las bajas de mujeres con reglas dolorosas, las empresas no pueden alegar discriminación

0
13

MADRID, 12 (SERVIMEDIA)

La delegada del Gobierno contra la Violencia de Género, Victoria Rosell, advirtió este jueves de que, si la futura reforma de la ley del aborto que, previsiblemente, aprobará el Consejo de Ministros en su reunión del próximo martes, incluye finalmente el derecho a una baja laboral para aquellas mujeres que sufran reglas dolorosas y si esta es asumida por el Estado, los empresarios no podrán «alegar» que suponga una «discriminación» para la mujer.

Así lo defendió Rosell en el transcurso de su rueda de prensa mensual para valorar los últimos datos relacionados con la violencia de género en España y en la que recordó que dicha reforma, que actualizará la Ley Orgánica 2/2010, de 3 de marzo, de salud sexual y reproductiva y de la interrupción voluntaria del embarazo, «sigue en negociación dentro del Gobierno», por lo que no se quiso «aventurar» a «valorar un extremo que pueda variar en la negociación» respecto al contenido de dicha ley más allá de «principios u objetivos».

«Cuando la administración pública, el Estado, asume esa prestación, los empresarios no pueden alegar que esto resultará discriminatorio», abundó.

Además, subrayó que, merced a la reforma de la Ley del aborto, el Gobierno «está instalando por primera vez en la opinión pública» como derechos de la mujer «aspectos como el buen trato en medicina obstétrica y ginecológica o la pobreza menstrual».