Seguro de caución y sus ventajas para empresas

0
41

Lo primero que hay que entender para ver los beneficios que pueden tener las empresas a la hora de suscribir un seguro de caución es, precisamente, el concepto en sí.

Un seguro de caución no deja de ser un contrato por el que, el asegurador, indemnizaría al asegurado en caso de incumplimiento de las obligaciones que mantenga con éste. Es decir, es una garantía de cumplimiento añadido al contrato que se firme.

«Sobre todo, el Seguro Caución es muy interesante para las empresas que colaboran con las Administraciones Públicas o para aquellas que necesitan aval para ejercer su actividad. Más allá de la seguridad, no limitan las líneas financieras corporativas ya que no contabilizan como CIRBE» explican desde Tu Asesor Empresarial, especialistas en seguro de crédito y de tipo de cambio.

Las licitaciones públicas, uno de los escenarios de 2021

Si durante el año 2020 apenas salieron a concurso licitaciones públicas por la casuística de la pandemia, ha sido a partir de la segunda mitad del año 2021 cuando ha vuesto a ponerse en marcha una serie de licitaciones públicas auspiciados por la llegada de los Fondos Europeos.

El objetivo desde el sector es conseguir que las licitaciones públicas y los encargos de las distintas Administraciones puedan llegar al mismo nivel que en 2019 lo antes posible para reactivar un sector que, después de la crisis previa de 2007, ha vuelto a resentirse con la llegada en 2020 del Covid-19.

En el marco de la Next Generation EU se espera volver a consolidar una serie de proyectos capaces de modernizar las infraestructuras públicas del país y ponerle al nivel del resto de países miembros. Este gesto podría suponer la contratación de casi 30.000 trabajadores del sector de la construcción de forma directa e indirecta con casi 2300 proyectos que deberían estar poniéndose en marcha en los próximos meses.

En este contexto de avance y de los más de 10 macroproyectos que se esperan como agua de mayo, el concepto de caución debe prevalecer para asegurar a las empresas que cobrarán o serán indemnizadas en caso de incumplimientos, haciendo viable toda la provisión de fondos, materiales y personal que necesiten para dar respuesta a la demanda de trabajo.

Infraestructuras, viviendas sociales, carreteras…poco a poco se irá desgranando cuáles serán las inversiones y el destino de los fondos europeos que, con suerte, no dejarán de llegar en los próximos periodos anuales.