Pulsa «Intro» para saltar al contenido

La gestión de un asesor patrimonial en caso de herencias

Heredar riqueza puede ser una experiencia que cambia la vida, pero también conlleva importantes responsabilidades financieras que incluyen, más allá de liquidaciones fiscales, ser capaces de gestionar la masa hereditaria y el patrimonio nuevo que se recibe. 

Sin la orientación adecuada, puede resultar abrumador y dar lugar a errores costosos. Además, ayudan a navegar por dinámicas familiares complejas, garantizando una distribución justa de los activos

Ahí es donde entra en juego el papel de los asesores patrimoniales

Cuáles son las principales funciones en caso de herencia

Uno de los aspectos más críticos de la gestión de una herencia es comprender las complejas leyes fiscales y regulaciones financieras que la acompañan. 

Los asesores patrimoniales pueden ofrecer orientación sobre la gestión de herencias para maximizar los beneficios y acogerse a las ventajas posibles sabiendo mover los capitales y bienes muebles e inmuebles. 

Además, una de las partes más importantes es aprender cómo invertir y administrar la herencia para garantizar el éxito financiero a largo plazo. Al trabajar con un asesor es más fácil tomar decisiones informadas que se alineen con los objetivos financieros.

Para gestionar eficazmente una herencia, es fundamental evaluar el valor y la composición de la masa que se va a transmitir. 

“Nuestra función es ayudar a comprender lo que han heredado y desarrollar un plan financiero a largo plazo que responda a necesidades reales en términos de riesgo y ganancias. Este plan debe tener en cuenta la situación financiera actual del cliente, sus objetivos futuros y su tolerancia al riesgo” explican desde Fenixap. 

Una de las primeras ideas será diversificar sus inversiones para minimizar el riesgo y maximizar la rentabilidad, es decir, desarrollar un plan integral que garantice el éxito a largo plazo de su herencia.

Teniendo en cuenta estas opciones, se diseñará un plan a largo plazo que proteja la situación financiera actual y busque incrementarla poco a poco, teniendo en cuenta también las políticas fiscales de cada sitio y las posibilidades de adquisición que se pueden plantear.

“Actualmente, invertir también una parte del capital como business angels está siendo una tendencia en alza. Crear perfiles de inversores que ayuden como aceleradores de start ups puede tener un interesante recorrido y es algo que, pese a lo que muchos piensan, no tiene por que suponer un gran desembolso pero sí un retorno interesante” comentan.