Mapfre no ve «responsable» que se pida a las aseguradoras no subir los precios

MADRID, 29 (SERVIMEDIA)

El presidente de Mapfre, Antonio Huertas, consideró este martes que «no es una posición responsable» que desde el ámbito gubernamental se haya pedido contener los precios ante el repunte de la inflación.

Así lo dijo durante su intervención en el ‘XIII Encuentro Financiero’ organizado por ‘Expansión’, KPMG, Microsoft y American Express.

Huertas advirtió de que, a cierre de septiembre, el seguro de responsabilidad civil de automóviles en España tiene un ratio combinado superior al 100%, lo que supone que «las compañías estamos ya en pérdida técnica» en este ramo, algo que dijo que sucede «en el mundo entero».

En este contexto, se preguntó por qué las aseguradoras no pueden actualizar las primas «tratando de personalizar esa tarifa» si no pueden controlar directamente los incrementos de costes. «De antemano decir que no hay que subir las primas, creo que no es una posición responsable», añadió.

Además, consideró que si el sector dispusiera de un supervisor «plenamente independiente» -corresponde en este momento a la Dirección General de Seguros, dependiente del Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital- ese supervisor «estaría bastante preocupado por la solvencia de las compañías y no solo por los precios». «Como regulador y supervisor se mezclan» en el caso de los seguros, «es muy difícil tener un criterio propio», apuntó.

Preguntado por la creación de la Autoridad Independiente de Defensa del Cliente Financiero para resolver reclamaciones de los usuarios, Huertas consideró que la idea sería «buena» si las aseguradoras tuvieran un supervisor «independiente especializado». Cifró en unas 5.200-5.300 las reclamaciones anuales que se aceptan de unas 11.000 peticiones, es decir, se estima el 43% del total. Dado que las entidades deben contribuir con una tasa por reclamación admitida y son más los asegurados que reclaman que no tienen derecho frente a los que sí, «estaríamos pagando un coste por una gestión innecesaria», según explicó Huertas.

Por tanto, concluyó que la gestión es «compleja» y «no va a tener un fácil acomodo dentro de la función aseguradora».

Por otra parte, sobre la reforma del sistema de pensiones, Huertas se quejó de que se esté abordando «por capítulos» y se hable «solo» de la parte pública, «parcheando» el sistema y sin mostrar «el mapa final» de cómo quedaría. «Si nos limitamos solo a hablar y a trabajar sobre la reforma del sistema público, tendremos problemas en el futuro para garantizar un nivel de vida», aseveró.

Reclamó que los actores que «tenemos algo que decir» tengan una participación «más activa» y lamentó que se pongan «palos en las ruedas» en el sistema privado de pensiones para complementar el público.

En cuanto al negocio de la compañía, Huertas afirmó respecto al acuerdo que tienen con Abante en gestión de activos que en un futuro «no muy lejano» se quiere replicar ese modelo en Latinoamérica y que no tiene interés en ser mayoritario de Abante.

Además, Huertas afirmó que no se descarta abandonar mercados si «no responden a las necesidades» de la compañía.