Transportes aprueba la Estrategia Indicativa 2021-2026, con 24.200 millones de inversión en el ferrocarril

MADRID, 30 (SERVIMEDIA)

El Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana ha publicado este viernes en el BOE la Estrategia Indicativa Ferroviaria para el periodo 2021-2026, que contempla una inversión de 24.200 millones de euros en este periodo.

Se trata del instrumento de mayor rango dentro de la planificación sectorial ferroviaria y constituye una palanca fundamental para el cambio de paradigma de la política de transportes que promueve la Estrategia de Movilidad Segura, Sostenible y Conectada 2030, para adaptarla a la situación presente y a los nuevos retos a los que se enfrenta el sistema de transporte.

Entre otros objetivos, la estrategia persigue potenciar la red de transporte de mercancías, los corredores europeos y la interoperabilidad, para crear un espacio ferroviario único en toda la Unión Europea. A su vez, busca corregir las carencias y desequilibrios de la red ferroviaria, donde coexisten infraestructuras muy modernas con otras relativamente obsoletas y tramos al límite de su capacidad con otros claramente infrautilizados.

Por ello, prevé unas inversiones con una distribución equilibrada entre la alta velocidad y la red convencional, con especial atención a la mejora de las Cercanías y el impulso de los tráficos de mercancías. También contempla un incremento sustancial de los recursos destinados al mantenimiento de la red.

De esta manera, aunque con menos protagonismo que en planes anteriores, también se prevé que continúe el desarrollo de la red de alta velocidad, de manera que se puedan completar corredores y poner en valor las inversiones ya realizadas, además de terminar de desarrollar los corredores europeos.

Con esta aprobación Transportes cumple con lo establecido en la Ley del Sector Ferroviario, que a su vez traspone la directiva europea por la que se establece un espacio ferroviario único europeo. Su elaboración también estaba prevista en la Estrategia de Movilidad, como en el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, siendo una de las reformas incluidas dentro de la componente 6, Movilidad sostenible, segura y conectada.