Antigüedades, o cómo dotar de historia y alma un hogar

0
30

En la era del usar y tirar, algunos, aunque no muchos, siguen viendo en lo antiguo una forma de diferenciarse y de mostrar un carácter único y moderno que huye de lo que dictan los convencionalismos actuales.

Y es que, mientras la mayoría se dejan dinero, esfuerzo y tiempo en comprar y montar muebles que son fácilmente elegibles por catálogo, pero no tan sencillos de montar como dicen; otros buscan pequeñas joyas que aporten carácter y calidez a una estancia que no sería lo mismo sin esa antigüedad que con tanto esmero han buscado o cuidado. Pero, tal y como indican desde Arbe Decoración, “es frecuente que las personas ajenas al mundo de la decoración y al diseño de interiores confundan términos, y hablen de objetos y muebles vintage, antigüedades y piezas viejas para referirse a lo mismo, cuando existen enormes diferencias entre estos términos. A grandes rasgos una antigüedad es por lo general una pieza única de gran calidad y que cuenta con al menos 100 años de vida”.

Pero, ¿es sencillo decorar utilizando antigüedades? ¿cuál es la clave de éxito?

“Decorar con antigüedades es sencillo para cualquier profesional que se precie, algo que queda patente en cuanto se abre una revista de decoración y a lo largo de todas sus páginas. Pero conseguir esa armonía que muestran las publicaciones no es tan sencillo para una persona ajena a este mundo” comentan desde Arbe Decoración.

Dicen los expertos que alcanzar el equilibrio y la armonía pasa por conjugar a la perfección estas piezas únicas con otras más modernas e impersonales, aportando un carácter único y dotando a la estancia de alma.

“No se trata de llenar la casa de antigüedades y de que al entrar parezca que uno se ha trasladado de siglo, sino de tener unas cuantas piezas y saber ubicarlas en el lugar apropiado”.

Pero como se ha comentado anteriormente conseguir ambientes cálidos, elegantes y personales no es tan sencillo para los que se adentran por primera vez en este mundo, así que la recomendación de los expertos es que se comience por la adquisición y colocación de pequeños objetos decorativos, dejando los más grandes para cuando se tenga un poco más de experiencia.

Y mientras unos desechan piezas que son auténticas joyas por creerlas viejas, otros deciden continuar dándoles uso a la par que consiguen diferenciarse de las grandes masas y dotar de historia y alma a su hogar.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here