Tendencias que marcan el camino del coworking en 2022

0
146

Sinergias. En eso se basa primordialmente la opción de muchos emprendedores a la hora de decidirse por espacios coworking.

Compartir oficina tiene muchas ventajas cuando se trata de pequeñas empresas ya que, gracias a las relaciones sociales que se desarrollan en los centros, se consigue sacar partido de unas y otras propuestas en el mismo área.

«El coworking Madrid está en auge. Desde que se intentara volver a la normalidad tras la pandemia, los coworking han pasado de ser el feudo de las techies a ser una opción más para las pymes. ¿Por qué? Porque comparten espacio y se influyen con otras iniciativas, descubriendo colaboraciones, vías de desarrollo y opciones que no se pensaban o planteaban de otra forma. Se colabora en la iniciativa, en las ideas y, sobre todo, en el espacio» explican.

Según los últimos números conocidos, aunque este estilo de business center aún no es el más habitual en la capital, sí empieza a serlo en las zonas estratégicas y financieras como lo son Retiro, Nuevos Ministerios o el eje de Cuzco.

Desde ahí, con opciones para todo tipo de necesidades, se puede optar por un plan de coworking incluso por horas, dependiendo de lo que se vaya a necesitar, aunque lo habitual es que se sumen al plan mensual o semanal.

Los planes van ofreciendo, además, muchas prestaciones que aligeran la carga corporativa. Gracias a sumarse a los mensuales, además de poder dar uso a las zonas comunes, se puede contar con servicios de asesoría fiscal, legal y comercial, una recepción y atención a las visitas personalizada o incluso el poder inscribir ahí la dirección fiscal.

«Son precios más que competitivos si se comparan con las oficinas tradicionales, que requerirían de un desembolso mucho mayor. Además, para quienes buscan una movilidad real, tenemos la opción de una oficina virtual madrid que les permite tener una secretaría virtual que gestiona no solo la agenda sino la recepción y gestión de llamadas permitiendo que la sede siga apareciendo en algunas de las mejores zonas del core financiero madrileño» cuentan desde Officemadrid.

Sin duda, una fórmula que, aunque lleva décadas funcionando en Europa y que saltó a la fama con las nuevas start ups en la Costa oeste americana, está captando cada vez más talento entre los emprendedores españoles que buscan abrirse camino también gracias a compartir conocimiento, unirse con otras iniciativas y plantear desarrollos incluso conjuntos.

De hecho, según cuentan los expertos, no hay que perder de vista las novedades que vienen a este tipo de centros donde la tecnología va a tener un papel protagonista. La IA y el IoT comenzarán fuerte también para dar a conocer agendas compartidas en la nube, gestión de escritorios, las reservas de salas o de zonas comunes para eventos e incluso la interacción de proyectos que sean compatibles.