CEOE celebra este miércoles sus elecciones con Antonio Garamendi y Virginia Guinda en liza

0
16

– Garamendi muestra su «respeto» por candidaturas alternativas y cuenta con el apoyo público de la mayoría de organizaciones miembro de CEOE

– Guinda defiende cambios en la reforma laboral, un SMI diferente entre sectores y reclama una CEOE más «propositiva»

– Yolanda Díaz ha deseado «la mejor de las suertes» a Garamendi, mientras los sindicatos piden que CEOE vuelva a la negociación sobre subidas salariales tras las elecciones

MADRID, 20 (SERVIMEDIA)

La Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE) celebrará este miércoles la Asamblea Electoral 2022, a la que concurren el actual presidente, Antonio Garamendi, y la vicepresidenta de la patronal catalana Foment del Treball, Virginia Guinda.

La Asamblea Electoral, que se celebrará en el Auditorio Nacional de Música, dará comienzo a partir de las 9.30 horas, momento en el que se procederá a la apertura de la sesión para, tras los trámites oportunos, abrir las mesas e iniciar la votación.

La hora de finalización de la votación está prevista, aproximadamente, a las 13.30 horas, cuando se iniciará el recuento de votos y, posteriormente, se proclamará al presidente o presidenta de CEOE para los próximos cuatro años.

En un inicio, además de Garamendi, el presidente de Faconauto, Gerardo Pérez, abrió la puerta a presentar candidatura alternativa, pero finalmente desestimó esa posibilidad.

Despejada la cuestión del presidente de Faconauto, todo apuntaba a que Garamendi sería el único candidato hasta que pocas jornadas después Guinda anunció que lideraría una candidatura, siendo así la primera mujer en aspirar a dirigir la patronal.

AVALES

Para presentar candidatura, los Estatutos de CEOE establecen que hay que contar con, al menos, 20 avales, que, eso sí, deben pertenecer a un mínimo de cuatro organizaciones miembro de CEOE.

La candidatura de la vicepresidenta de Foment logró rebasar esta cifra, ya que se hizo con el aval de Foment, Acogen (industria cogeneradora), Faconauto (concesionarios de vehículos), Fecic (industria cárnica) y dos organizaciones de gestores administrativos (Apnga y el colegio profesional).

En conjunto, estas patronales suman 55 votos del total de 789 electores que habrá en las elecciones del 23 de noviembre, según detalló la propia Guinda en la rueda de prensa en la que presentó sus avales públicamente.

REFORMA LABORAL

Guinda viene mostrándose crítica con la reforma laboral, a la que CEOE dio su apoyo junto a sindicatos y patronal hace casi un año, tras nueve meses de negociación. De hecho, la candidatura de la catalana cuenta con el apoyo de dos de las cuatro organizaciones que se abstuvieron en el seno de CEOE cuando se sometió a votación la posición definitiva de la patronal sobre el texto del nuevo marco normativo del mercado de trabajo en España.

En concreto, se abstuvieron Foment, Faconauto, Asaja (sector del campo) y la madrileña CEIM. De estas, las dos primeras apoyan a Guinda, mientras que CEIM respalda a Garamendi de manera «firme», si bien ha recibido a Guinda para escuchar sus propuestas.

Precisamente, sobre la reforma laboral, Guinda ha defendido la necesidad de «recuperar» contratos temporales derogados con la reforma laboral o «definir» otros nuevos «que aporten competitividad» a empresas como los «negocios que son estacionales». También ha apostado por regular de forma más compleja el Salario Mínimo Interprofesional (SMI) para que sea distinto en función del sector o de la experiencia de los trabajadores.

En clave interna, la número dos de Foment cree que CEOE debería tomar decisiones más «de abajo a arriba», escuchando más a sus asociados. Asimismo, aboga por conseguir «una CEOE con más capacidad de influencia» y que sea «más propositiva». Además, ha apuntado que la patronal tiene actualmente un estilo «presidencialista», mientras que su proyecto propulsa la «transparencia, la pluralidad y la unidad».

Por su parte, Garamendi, que aspira a revalidar su cargo por otros cuatro años, en la que sería su segunda legislatura, no ha querido profundizar públicamente en las cuestiones relacionadas con las elecciones, limitándose a mostrar su «respeto» por las candidaturas que compitieran con él. No obstante, sí ha recordado que la mayoría de organizaciones miembro de la patronal le han mostrado su apoyo públicamente.

De hecho, salvo Foment, todas las patronales autonómicas han respaldado a Garamendi, así como un importante número de asociaciones como Cepyme, Ata (autónomos), Ceaje (jóvenes empresarios), Anfac y Sernauto (relacionadas con el sector de la automoción) y Confemetal, entre otras.

SINDICATOS Y GOBIERNO

Por su parte, desde el Gobierno, la vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, ha deseado en varias ocasiones a Garamendi «la mejor de las suertes» y ha explicado que sigue «con mucha atención» las elecciones de la patronal. No en vano, ha subrayado que, en ocasiones, estos procesos tienen incluso más importancia que los congresos de los partidos políticos.

De su lado, tanto el secretario general de CCOO como el de UGT, Unai Sordo y Pepe Álvarez, respectivamente, han manifestado su «respeto» por el proceso interno de CEOE, si bien han reconocido que de cara a la negociación colectiva sobre la evolución de los salarios el momento de los empresarios «no ayuda». Por ello, han trasladado su deseo de que tras estas elecciones, la patronal vuelva a sentarse a negociar y, de lo contrario, han avisado de que 2023 será un año de movilizaciones crecientes.

Sindicatos y patronal no se sientan formalmente en la mesa del V Acuerdo para el Empleo y la Negociación Colectiva (AENC) desde el pasado 5 de mayo, cuando aparcaron el diálogo al no lograr pactar una recomendación conjunta sobre la evolución de los salarios en convenio.

Sí acercaron posturas en las subidas de base, pero no sobre la incorporación de cláusulas de revisión salarial en función de la inflación que, para los sindicatos son imprescindibles y que CEOE rechaza.