Los españoles gastaron en mayo un 6,8% más en compras que en 2021, con un 19% más en perfumes y un 16% más en combustible

0
29

-Según datos publicados por NielsenIQ

MADRID, 27 (SERVIMEDIA)

Los españoles gastaron en mayo un 6,8% más en la cesta de la compra que en 2021, con unas ventas totales de bienes de consumo en las estanterías que alcanzaron los 5.310 millones de euros. La subida de los precios en la mayoría de los productos explica este incremento, dado que el volumen de compra descendió un 2,9%.

Así lo reflejan los últimos datos publicados este lunes por la consultora NielsenIQ, según la cual el panorama inflacionista derivado de la guerra de Ucrania y la escasez de materias primas y suministros energéticos continúa «lastrando» el bolsillo de los consumidores y la situación es «muy parecida» a la del mes de abril, con una «muy ligera mejora» con respecto a la demanda, ya que en ese mes su caída fue del 3,4%.

Por canales de venta, NielsenIQ destacó el «fuerte incremento» en el gasto en perfumerías, con un aumento del 19,1% en mayo respecto al mismo periodo del año anterior, si bien los registros aún no llegan a los niveles previos a la pandemia.

A su juicio, otro mercado que está «remontando» con el fin de las restricciones a la movilidad es el de las estaciones de servicio, que mostraron un aumento del 15,1% de las ventas en valor junto a unas ventas en volumen que fueron un 7,7% superiores a las de un año antes.

En cuanto al resto de canales, la consultora destacó los supermercados pequeños, con un 10,5% más de ventas en valor respecto a hace un año, si bien el comercio tradicional es el único que sufrió un descenso, del 8%, frente a la subida del 2% en el gasto en un año del canal ‘online’.

POR PRODUCTOS

En cuanto al desembolso por categorías de productos realizado en todos estos mercados, la subida más importante en mayo, frente al mismo periodo del año anterior, se produjo en droguería y perfumería, con un 9,2% más de gasto; alimentación, con un 6,4% más y bebidas, con un incremento del 5,4%.

Por su parte, las compras de platos cocinados y precocinados siguió su escalada con un aumento en ventas del 9,7%; seguido de la alimentación seca, con un 8,5% más; los congelados, que crecieron un 8,1% y los derivados lácteos, con un 8% de desembolso mayor que en mayo de 2021.

La marca de distribución continuó ganando cuota de mercado y en mayo subió un 1,5% en bienes de consumo, alcanzando un 41,7% del total y en el caso del sector de la alimentación representó un 48,9% de la cesta de la compra, frente al 51,1% de las marcas de fabricante.

A la hora de ahorrar, los españoles se decantan cada ve más por las marcas de distribución, como, según NielsenIQ, lo demuestra el avance en el gasto, que fue del 10,8%, frente al 7,4% que aumentó en las marcas de fabricante.

A la luz de estos resultados, la directora general de NielsenIQ para el Sur de Europa, Patricia Daimiel, lamentó que lo que se esperaba que fuera «una situación coyuntural de inflación» provocada por la salida de la pandemia, «se ha agravado significativamente extendiéndose en el tiempo debido a la guerra en Ucrania que se prolonga sin un fin claro». «En este entorno, la escalada de precios continúa en un contexto difícil de imaginar hace sólo unos meses, provocando un cambio en el comportamiento de compra del consumidor que impulsa el crecimiento del peso de la marca de distribuidor frente a la de fabricante o las compras más frecuentes y de menor precio», resolvió.