Pulsa «Intro» para saltar al contenido

Patronal y sindicatos constituyen la mesa negociadora del primer convenio estatal de Inditex, H&M o Mango

– Se fija la primera fecha de negociación para el 27 de septiembre

MADRID, 17 (SERVIMEDIA)

La nueva patronal Asociación Retail Textil España (ARTE) y los sindicatos del sector constituyeron la mesa de negociación del primer convenio colectivo estatal de grandes cadenas comerciales del sector de comercio textil y de calzado como Inditex, H&M o Mango y que alcanzaría, como mínimo, 66 grandes empresas del sector y 110.000 trabajadores.

En la constitución de la mesa negociadora se fijaron las primeras fechas para iniciar la negociación, los días 27 de septiembre, 10 de octubre, 25 de octubre y 8 de noviembre. La mesa está compuesta por CCOO, con ocho miembros; UGT, con cinco; CIG y ELA, con uno respectivamente.

CCOO subrayó que afrontan esta negociación como «una oportunidad para homologar al alza las condiciones laborales -salariales, de tiempo de trabajo, de calidad de empleo- en las grandes empresas del textil, garantizando las mejores condiciones existentes a nivel de marca o provincia y organizando a las plantillas del sector en todas las marcas y territorios para ganar en fuerza y avanzar en derechos.

Asimismo, señaló que se están organizando «asambleas informativas a nivel territorial con sus delegadas y delegados, para abordar el proceso de negociación de forma participativa e implicar a todas las plantillas de territorios y marcas».

Tras impulsar su creación Inditex, H&M y Primark el pasado mes de enero, ARTE comunicó en junio a los sindicatos con representación en sus empresas su voluntad de negociar el primer convenio colectivo estatal del sector de comercio textil y el calzado, dirigido a los grandes grupos o cadenas comerciales del sector.

En concreto, el objetivo es avanzar con CCOO, UGT, Fetico, ELA, LAB y CIG en un «marco común estable y homogéneo de condiciones laborales a nivel nacional que sirvan de base para el sector, respetando los acuerdos de empresa existentes».

Según la patronal, el nuevo convenio se dirigiría a empresas que cuenten con una superficie de venta física total superior a 3.500 metros cuadrados a nivel nacional, tiendas físicas en, al menos, tres comunidades autónomas, o más de 400 empleados.

La mesa de negociación se constituye después de que ARTE incorporase la semana pasada como socios a Parfois y, sobre todo, Tendam, la compañía propietaria de marcas como Cortefiel, Pedro del Hierro o Springfield, que era una las grandes sociedades que faltaban por sumarse a la nueva patronal.

Con la incorporación de estas dos compañías, ARTE ya representa a más de 30 marcas entre las que se encuentran AWWG (Pepe Jeans London, Hackett, Façonnable, Tommy Hilfiger y Calvin Klein), Bimba y Lola, Inditex (Zara, Pull&Bear, Bershka, Massimo Dutti, Stradivarius, Oysho y Zara Home), H&M, Iberian Sports Retail Group (JD, Sport Zone y Sprinter), Kiabi, Mango, Pepco, Primark, Parfois, Tendam (Cortefiel, Springfield, Women’secret, Pedro del Hierro, Hoss Intropia, Slowlove, High Spirits, Dash and Stars, OOTO, HI&BYE y Fifty) y Uniqlo.

La nueva patronal está presidida por el Head of People de JD Group, Reyes Herce, y su vicepresidente es el director corporativo de relaciones laborales de Inditex, Pablo Francesch.

MOVILIZACIONES

En el sector textil, a falta de un convenio colectivo del sector, las condiciones salariales y laborales dependen de los convenios provinciales y muchos de ellos se encuentran vencidos y pendientes de negociación.

En el mes de noviembre, el personal de tienda de Inditex en A Coruña inició una serie de movilizaciones y huelgas reclamando mejores condiciones en base al ‘efecto sede’ de la compañía. La compañía llegó a un acuerdo con los sindicatos provinciales y, después, negoció a nivel estatal un salario mínimo de 18.000 euros para sus trabajadoras en tienda.

El pasado mes de junio fue H&M quien se tuvo que enfrentar a varias jornadas de huelga en el inicio de las rebajas por parte también del personal de tienda. Finalmente, empresa y sindicatos acordaron la introducción de un incentivo mensual de ventas para todo el personal de tiendas, así como el refuerzo en las tiendas, tal y como reclamaban los trabajadores.

Durante estos meses, Primark también negoció su convenio de empresa acordando en el mes de marzo una subida salarial de los trabajadores de entre el 19% y un 23% en los próximos tres años.