¿Qué es en realidad el trabajo flexible?

0
58

Trabajo flexible. Un término que, aún en boca de la mayoría, no termina de entenderse bien.

¿Qué es lo que hace que de verdad un trabajo sea flexible? Consultados expertos, todos ellos coinciden en varias cosas que se enumeran a continuación:

  1. Falta de rigidez en la oficina: lejos quedan los despachos cerrados, departamentos compartimentados o paredes separadoras. El concepto de oficina abierta es el que se lleva aplicando en los últimos años, dando paso a espacios diáfanos en el que el trato corporativo es mucho más sencillo.

De hecho, cuando son emprendedores y no grandes corporaciones, se tiende, por ejemplo, a dar el salto hacia las áreas compartidas. De hecho, cada vez hay más despacho compartido en Barcelona, Madrid, Bilbao o Valencia, algunas de las provincias que actualmente están en plena expansión en este tipo de formato.

No hay que olvidar, tampoco, el teletrabajo que, en muchos casos, ha llegado para quedarse viendo el ahorro y la facilidad para conciliar que ha supuesto para muchos.

  1. Falta de rigidez en el horario: en realidad cada trabajador sabe qué es necesario tener terminado en su agenda diaria. El hecho de que pueda llevar a los niños al cole o les recoja o bien que tenga que salir a hacer alguna gestión a media mañana, cuando no hay agendadas reuniones, no debería interferir con los objetivos.
  2. Falta de rigidez con las decisiones: no se trata de evitar cumplir con los objetivos sino todo lo contrario. Se trata de que los objetivos sean ágiles y se muevan acorde con la continuidad y contexto en el que se van desarrollando.
  3. Conciliación: pero de la real, no de la que aparece en el papel y nada se parece a lo que de verdad necesitan las familias. Es cierto que es necesario hacer un cuadrante que sea capaz de responder al tiempo de calidad que se necesita en casa y, sobre todo, a la desconexión que puede mejorar, considerablemente el liderazgo, rendimiento y trabajo.
  4. Apuesta por la digitalización y soft skills que permitan realmente todo lo anterior. Sin ello, sería inviable dar el salto a un trabajo flexible.